Un niño muere arrollado por una lancha en Algeciras, mientras crece la alarma por la violencia del narcotráfico en La Línea

 

“Llevamos dos años con actos violentos de mafias y mafiosos por el problema del tráfico de drogas, desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) estamos cansados de denunciar que esto va a más y que si no se ponen los medios para frenarlo, cualquier día vamos a tener desgracias mayores”, ha declarado Raúl Zambrana en el programa La Ventana (Cadena SER), de Carles Francino, en referencia a la creciente ola de violencia sucesos que se registra en La Línea de la Concepción (Cádiz) y en el Campo de Gibraltar, donde se suceden las agresiones a guardias civiles y actos violentos, como el asalto al hospital provincial para liberar a un narcotraficante. Las “desgracias mayores” a las que se ha referido Zambrana ya se están produciendo. El pasado 14 de mayo, en Algeciras, un niño de 9 años fue arrollado por una lancha semirrígida, como las que se usan para el tráfico de hachís en el Campo de Gibraltar. Dos hombres realizaban “maniobras peligrosas a gran velocidad” en la plaza de Getares, en de una zona balizada “donde no debía estar ninguna embarcación”, cuando el padre de la víctima les recriminó su comportamiento, “el de la goma negra se ha dado la vuelta y les ha pasado por lo alto”.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, confirma que uno de los dos detenidos era el piloto del barco que arrolló a la embarcación donde viajaba Manuel, el niño de seis años fallecido, y su padre, que resultó herido. Los arrestados son de nacionalidad española y tienen antecedentes por este tipo de hechos. Según la investigación abierta, la embarcación de los detenidos embistió a la otra tras iniciarse una discusión por los reproches que recibieron debido a su conducción temeraria. “Todo parece indicar que la embarcación que ha embestido puede ser similar a las que se usan como ‘narcolanchas”, apunta Sanz. Sin embargo, el Ministerio del Interior asegura que ninguna de las dos embarcaciones implicadas en el incidente es una narcolancha.

“Hemos pedido al ministro (de Interior) que declare La Línea como zona de espacial singularidad, porque lo es; no hay nadie –ningún policía ni guardia civil- que quiera estar aquí”, ha declarado Zambrana. Además de que “no han sacado vacantes”, ha añadido, “el poco personal que hay se quiere marchar”.” Dentro de tres meses nos vamos a ver con menos personal, o sea, facilitándole al narcotraficante más todavía su labor”, ha dicho.

Raúl Zambrana asegura que llevan dos años “con actos violentos y mafiosos en el Campo de Gobraltar por cuestiones relacionadas con el tráfico de drogas”. Después de 25 años de servicio, este guardia civil destinado en varias ocasiones en el País Vasco y Navarra, asegura que ”nunca he visto una situación en la que los guardias civiles estén como están actualmente en la Líneas de la Concepción”, dejando claro igualmente el sufrimiento que padece buena parte de la población por causa de las mafias del narcotráfico y el contrabando.

El Ministerio del Interior, que anunció en marzo la modificación de la Ley de Represión del Contrabando para prohibir la navegación de las ‘narcolanchas’ en el mar, ha pedido que se convoque con carácter extraordinario la Junta Local de Seguridad. Las asociaciones de vecinos ven positiva esta medida pero consideran que es insuficiente para combatir el narcotráfico. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció (11/5/2018) próximas mejoras en el sistema de vigilancia SIVE.