Pedro Sánchez, nuevo presidente del Gobierno

 

 

Pedro Sánchez Pérez-Castejón es el séptimo presidente del Gobierno de España. Ante la Constitución y sin símbolos religiosos -ni Biblia, ni crucifijos- , por primera vez en la historia de la democracia, el líder del PSOE ha prometido hoy ante el Rey su cargo, en el Palacio de la Zarzuela. A la ceremonia han asistido las principales autoridades del Estado y también el presidente saliente, Mariano Rajoy. «Prometo por mi conciencia y honor, cumplir fielmente con las obligaciones del cargo de presidente del Gobierno, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros», ha dicho Pedro Sánchez con la mano derecha sobre la página 62 de la Carta Magna. Con la elección de la fórmula de prometer su cargo, el nuevo mandatario ha seguido la tradición de sus antecesores socialistas, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Para declarar fidelidad al cargo, los presidente Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo, José María Aznar y Mariano Rajoy optaron por la expresión «juramento».

En la sesión fotográfica y en presencia del Rey, Sánchez se ha adelantado unos pasos para estrechar la mano de Rajoy, quien ha correspondido su gesto deseándole «mucha suerte».  Han participado en la toma de posesión la presidente del Congreso, Ana Pastor, el presidente del Senado, Pío García-Escudero, el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas y Carlos Lesmes, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Entre los primeros políticos en reaccionar figura el portavoz del PNV y presidente del GBB, Joseba Egíbar, cree que se abre paso una etapa dominada por una nueva relación con el Estado, que incluya una «aceptación previa» de ámbitos de decisión como el vasco o el catalán que «deben ser reconocidos y respetados». La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha declarado que no habrá ningún miembro de la formación Unidos Podemos en el Ejecutivo «en minoría» de Pedro Sánchez, en una entrevista en la cadena Cope. De las propias filas socialistas, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se ha apresurado a decir que seguirá siendo «igual de exigente o más» a la hora de reclamar soluciones a las necesidades de su Comunidad.

Casi al mismo tiempo que el socialista Pedro Sánchez tomaba posesión del cargo de presidente del Gobierno de España, en Cataluña tomaban posesión de sus cargos los 12 consellers del nuevo Govern de la Generalitat que preside Quim Torra, después de su renuncia al nombramiento de consejeros independentistas en prisión o huidos de la justicia, en cuyo nombre se han leído varias cartas en expresión simbólica de la «renuncia» de todos los exconsellers para dejar paso a los nuevos cargos. La ceremonia se ha iniciado al grito de «libertad» y con aplausos a los familiares de los soberanistas representados por familiares, que han sido recibidos entre aplausos en el Saló Sant Jordi de la Generalitat, sentándose en un lugar destacado frente a los consellers, el presidente Quim Torra y el presidente del Parlament, Roger Torrent.