Los ciudadanos suspenden al Gobierno en lucha anticorrupción, según el barómetro de Transparencia Internacional

 

Un 80% de los ciudadanos españoles suspenden al Gobierno por considerar “mala o muy mala” su actuación en la lucha contra la corrupción, según el Barómetro presentado por Transparencia International- España a partir de encuestas realizadas entre diciembre de 2015 y enero de 2016.  Los datos obtenidos indican que “somos el país de Europa con una mayor percepción de que hay que resolver el problema de la corrupción”, por detrás de Moldavia y Kosovo, dos países que sufren una corrupción sistémica. El 66% de los españoles considera que es uno de los tres problemas más importantes que afectan al país.
Aunque el índice de percepción de la corrupción en España se presentará el próximo mes de enero, esta ’radiografía’ ofrece un índice de ‘victimización’ en un colectivo global de 60.000 personas en España y en 42 países de Europa y Asia Central. Los datos recogidos reflejan fundamentalmente la magnitud social de lo que se percibe como corrupción, la cantidad de sobornos o pagos ilegales que se realizan, el nivel de denuncia social de la corrupción, así como la actitud de los gobiernos frente a la misma.
Esta macroencuesta deja claro que la percepción de la sociedad sobre prácticas corruptas “está generando un fenómeno de desafección de la sociedad civil contra el sistema, la clase política y la organización del Estado -como demuestran el Brexit o los movimientos populistas- porque mucha gente piensa que se ha quebrado el principio de la igualdad”, ha manifestado Jesús Sánchez Lambás, miembro del comité de dirección de TI-España.
El catedrático de la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid), Manuel Villoria, indicó que el 54% de los españoles creen que el presidente del Gobierno y los ministros son corruptos (22% en Italia o 71% en Moldavia). El 37% considera que se extiende entre parlamentario y sólo el 16% piensa que hay funcionarios corruptos, un capítulo este último en el que la media europea es del 25% en Reino Unido y del 40% en Grecia o Italia y , con la excepción de países como Suecia donde es apercepción baja al 9%.
El 88% de españoles (frente al 66% de franceses o suizos) está convencidos de que “hay élites plutocráticas que dominan y manejan las decisiones del Estado”, explicó para destacar que, sin embargo, “apenas denuncia casos de corrupción el 1% de la población (43% en Italia). Tras explicar que esta falta de reacción se debe al miedo a posibles represalias y a la falta de protección para el denunciante, Manuel Villoria subrayó que, sin embargo, el barómetro demuestra que un 72% de los ciudadanos están “indignados” y tienen “un sentimiento de rebelión” contra este fenómeno. En su opinión, se ha producido un “cambio de cultura” porque el 70% considera que el denunciante es “una persona honesta” y no “un chivato”, mientras la denuncia ya se considera “aceptable socialmente”.
En este sentido, el presidente Transparencia Internacional-España, Jesús Lizcano, reclamó una Ley de Protección del denunciante y pidió a los principales partidos que se pongan de acuerdo para firmar un Pacto de Estado contra la corrupción. “Es hora de llegar a un pacto nacional, porque la corrupción es un asunto de Estado y los ciudadanos reclamamos a gritos que los políticos negocien y redacten un documento consensuado con diez medidas básicas para luchar contra la corrupción”, dijo Lizcano.

Ver Más…
Barómetro Corrupción 2016: http://transparencia.org.es/wp-content/uploads/2016/11/nota_prensa_barometro-2016.pdf
Informe España: http://transparencia.org.es/wp-content/uploads/2016/11/informe_sobre_spain_barometro-2016.pdf