Hablemos/Parlem, por un proyecto común para recuperar ilusión y diálogo entre Cataluña y España

 

 

Tercer Encuentro “Hablemos/Parlem” de Sociedad Civil por el Debate, en el Rectorado de la Universitat de Lleida

 

Xavier Vidal-Folch: “En Cataluña ha emergido el diálogo y ha empezado a abrirse paso la vía política. Hay que volver a la idea de que la Constitución es democracia y autogobierno”

Roberto Fernández: “Queremos evitar la ulsterización de la sociedad catalana, que es la ruptura de la cohesión social”

Antoni Puigverd: “En España necesitamos un gran proyecto común de optimismo”

Lluís Bassets: “La independencia ha fracasado”

Manuel Campo Vidal, impulsor de “Hablemos Parlem por el Diálogo entre Cataluña y el resto de España”, pide “serenidad” a los medios frente a “rasgos totalitarios” que surgen en la vida política

 

Lleida, 4 de octubre de 2018. “En Cataluña ha emergido el diálogo y ha empezado a abrirse paso la vía política que camina sobre la ley y los acuerdos, aunque hay muchas dificultades por el aliento asfixiante de algunos de sus extremos”, como “los radicales de la CUP o los CDR”,  sostuvo el analista de El País, Xavier Vidal-Folch, en el tercer encuentro “Hablemos/ Parlem” para el Diálogo entre Cataluña y el resto de España, impulsado por Manuel Campo Vidal en nombre de Sociedad Civil por el Debate, en el Rectorado de Lleida. Unos 30 profesionales –periodistas, procuradoras, abogados, arquitectos, ingenieros, académicos,  intelectuales, farmacéuticas, economistas y empresarias- coincidieron en resaltar que, en los últimos meses se ha producido una cierta “desinflamación” de la tensión independentista, aunque a juicio de algunos analistas el factor tiempo es clave frente a una situación cercana a “lo irreversible”, en opinión de la economista María Lladró. “Hay que exigir al bloque independentista que no haga propuestas inconstitucionales, hay que volver a la idea de que la Constitución es democracia y autogobierno”, afirmó el periodista Vidal-Folch.

Manuel Campo Vidal, impulsor desde Sociedad Civil por el Debate de este tercer encuentro “Hablemos Parlem” para el Diálogo entre Cataluña y el resto de España, pidió “serenidad a los medios de comunicación”, señalando que “hay gente que vive del Procés”.  El periodista subrayó que el Gobierno de Pedro Sánchez “quiere dialogar” y advirtió del “riesgo de deterioro de la democracia por rasgos tototalitarios”,  como el cierre temporal del Parlament. Tras reclamar el apoyo  de la sociedad civil en la búsqueda de la “distensión”, Campo Vidal pidió apoyo e iniciativas para poner en marcha un plan estratégico para recuperar la paz y la concordia.

 

 

El rector de la Universitat de Lleida,  Roberto Fernández, anfitrión del Tercer Encuentro por el Diálogo con Cataluña, apeló al empleo de la “racionalidad con emoción” para afrontar “este conflicto intercatalán”, que no se produce por primera vez. “Queremos evitar la ulsterización de la sociedad catalana, que es la ruptura de la cohesión social; tenemos que luchar porque Cataluña esté más en España y España esté más en Cataluña”, indicó el historiador. “Nuestro camino para hacer la casa y la causa común es crear un frente con la sociedad civil, políticos, intelectuales y medios de comunicación”.

La mediadora en comunicación no violenta, María González, recomendó que “cada uno asumiera los hechos sin carga de culpabilización” para aprender de los errores. “Hace falta recobrar el equilibrio”, indicó, “para la reparación de los emocional”.

“La independencia ha fracasado”, según el analista político Lluís Bassets por la errónea evaluación de sus dirigentes sobre su propia fuerza, la fuerza jurídica del Estado y la del status europeo. En referencia al caso de Canadá, Bassets elogió los avances pacíficos logrados por Quebec, desde “una hegemonía social no independentista”, para el reconocimiento como “entidad diferenciada” y de de la lengua francesa en todo el país. En su opinión, hay que evitar que “cristalicen” las dos comunidades de los “nacionalismos étnicos español y catalán”.

“Volver a recuperar la ilusión por el catalanismo y por un proyecto ilusionante nos puede sacar del agujero”, manifestó la empresaria Cristina Spa, tras reconocer que el Procés tocó las relaciones personales y familiares y también el bolsillo”, algo que en su opinión favorece ahora la “desinflamación” y una cierta recuperación del “seny”. “Un año después, es una luz de esperanza sentir que la sociedad cree que el positivismo atrae lo bueno”, dijo.

 

 

El escritor Antoni Puigverd, que elogió el reconocimiento del ‘otro’ y del “problema político” que ha hecho “por primera vez un Gobierno, el de Pedro Sánchez”, advirtió –al igual que el vicepresidente del Consejo de la Psicología de España, Josep Vilajoana– que “sin reparación emotiva no habrá solución” y que la “salida” se debe negociar  con Cataluña, “no con el independentismo”. Para el columnista de La Vanguardia, el independentismo es un “movimiento sentimental  muy enraizado” e “inmune a sus propias vergüenzas” porque, según recordó, nace de la “humillación de las clases media catalanas por la reforma  del Estatut y la intervención del Tribunal Constitucional, entre 2010 y 2012”.

“En España necesitamos proyectos que sean comunes, que combatan el pesimismo, como la revolución energética que estamos en condiciones de hacer”, propuso Puigverd, entre otras soluciones dirigidas a la sociedad civil como la de reclamar el “matiz informativo”. En su opinión, es preciso favorecer el diálogo, desechando conceptos como que “el independentismo es un movimiento violento”, porque –como precisó también el psicólogo Vilajoana- “una cosa es ser violento y otra es violentar; por eso, no se puede criminalizar todo el movimiento catalán”.

 

Luis Vilches, portavoz del Instituto de Ingeniería de España, aboga por la firma de un Pacto por la Industria para generar “la actividad económica que va a traer esperanza y felicidad”, que nos va a ayudar a “recuperar el orgullo de país”

 

El presidente del Comité sobre Industrialización del Instituto de Ingeniería de España, Luis Vilches, abogó por la firma de un pacto de Estado por la industria, desde el convencimiento de que “la actividad industrial que genere actividad económica va a traer esperanza y felicidad, que al final es lo que necesitamos para recuperar, de alguna manera, el orgullo de país”.

“Hemos informado y hemos manipulado”, señaló la periodista Elsa González en un análisis autocrítico del papel de los medios en la crisis política y social de Cataluña, porque “se comercializa con el problema”, porque “buscamos audiencia”. Pero la ex presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (Fape) apeló al apoyo de la sociedad y de la ciudadanía para que no se acose al mensajero porque “el informador tiene que trabajar con un alto grado de tranquilidad”.

 

Teresa Pérez-Alfageme, de la Organización Médica Colegial: “La sociedad civil tiene que ayudar” porque “el relato independentista ha ganado la batalla en el mundo”

 

“La sociedad tiene que ayudar”, dijo la periodista Teresa Pérez Alfageme, portavoz de la Organización Médica Colegial, porque “el relato independentista ha calado y ha ganado la batalla en el mundo”.  Rosa Lendoiro, ex presidenta del Colegio Farmacéutico de A Coruña, manifestó el independetismo también “da votos”, en referencia al peligro de radicalización en las próximas campañas para las elecciones municipales y europeas.

El arquitecto Jordi Ludevid, ex presidente del Consejo de Colegios de Arquitectos de España, se sumó al ejemplo de Canadá referido por el analista de El País, Lluís Bassets, porque “hay que mirar qué cosas se han hecho, sin tanto ruido”. Tras subrayar que el camino del diálogo con Cataluña es largo, entre otras razones, porque “ni hay mayorías cualificadas ni se las espera”, Ludevid recomendó la búsqueda de incentivos para que “los políticos dialoguen y negocien”.

 

 

Pilar Azorín, del Colegio de Procuradores de Madrid, defiende “el diálogo para la construcción de un proyecto común desde la ilusión y el reconocimiento del ‘otro'”

 

Pilar Azorín-Albiñana, en representación del Colegio de Procuradores de Madrid, aseguró que este conflicto “nos ha afectado mucho a los procuradores” e hizo una decidida defensa del diálogo para la construcción de “un proyecto común desde la ilusión y el reconocimiento del ‘otro’”. El diputado de Comunicación del Colegio de Abogados de Madrid, Juan Gonzalo Ospina, aseguró que “tenemos muchas oportunidades”, a pesar de que “la definición de España se ha abordado con complejo” y de “la falta de relato de PP y PSOE para afrontar el conflicto con mayor visión”.

Nuria Ribó, ex corresponsal de RTVE en Nueva York, pidió apoyo para el grupo de independentistas autocríticos que “todavía habla en voz baja”, porque si no “se les quema vivos”. Por su parte, la abogada Raquel Ruiz-Giménez defendió la urgencia de “compromiso solidario” y la “escucha entre catalanes” para tender puentes entre colectivos enfrentados. “Todo cabe en un formato en el que prima el diálogo”, dijo.

 

Raquel Navarro: “ATA mantiene un ánimo positivo porque son muchas las cosas que nos unen”

 

Raquel Navarro, portavoz de ATA en este encuentro, reclamó “estabilidad” porque “hay que trabajar, producir y comer”, destacando que esta entidad –que representa  a más de tres millones de autónomos, de los que el 17 % está en Cataluña- mantiene “un ánimo positivo porque son muchas las cosas que nos unen”.

El editor Álvaro Palau dijo estar “a disposición del debate” con iniciativas como “publicar libros sobre comunicación no violenta” (CNV) o contenidos “racionales” que inviten al diálogo. En este sentido, anunció que Arpa Editores prepara un libro sobre una propuesta catalanista que “termine con la bipolaridad del debate”.

“La solución la tienen los políticos, no la construye la sociedad civil, ésta solo la hace posible”, sostuvo el escritor Jordi Amat, para quien “el autogobierno es Estado”. “Lo que debe hacer el Estado es estar presente en Cataluña con proyectos ilusionantes para todos”, manifestó.