El Consejo de Europa vuelve a pedir a España más medidas en la lucha contra la corrupción

 Catalá, ministro de Justicia (izqda) conversa con Rajoy, presidente del Gobierno.

 

Prevenir es mejor que curar. Así lo creen los expertos anticorrupción del Consejo de Europa que, en el último informe, vuelven a recriminar al Gobierno de España por “la falta de medidas más decididas”, en especial, en los ámbitos político y judicial. El Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) critica que los 12 vocales jueces del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sean elegidos por el Congreso y el Senado y no por los 5.500 miembros de la carrera judicial. En su informe “Prevención de la corrupción con respecto a miembros del parlamento, jueces y fiscales”, GRECO “reitera su opinión de que las autoridades políticas no deberían participar en ninguna etapa del proceso de selección de los vocales judiciales” y subraya que España solo ha puesto en marcha parcialmente siete medidas propuestas y ni siquiera ha implemente otras cuatro, por tanto, califica su nivel de cumplimiento como “globalmente insatisfactorio”. El Consejo invita al Ejecutivo de Rajoy a actuar porque “ya pasó” el “estancamiento político” provocado por las elecciones generales de 2015 y 2016 que entorpeció una “reforma efectiva”.

Los expertos en la lucha contra la corrupción del Consejo de Europa piden a España que garantice una comunicación transparente –por escrito y publicada “de forma adecuada”- entre el Gobierno y el fiscal. El Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) reconoce avances en la prevención de irregularidades en sede parlamentaria, pero reclama más medidas, como regular los contactos con los grupos de interés, como son los representantes de empresas; informar del valor de mercado de los inmuebles de los diputados; detallar los intereses abonados por los préstamos o declarar los regalos y los viajes patrocinados que han disfrutado. Este organismo que protege los derechos humanos y la democracia en el continente europeo asegura que España incumple todas las recomendaciones del Consejo de Europa sobre independencia judicial y prevención de la corrupción en el Parlamento. El sistema de nombramientos de jueces y fiscales y el acceso de los lobistas a diputados y senadores son las principales deficiencias que recoge el informe.

El grupo Greco, integrado por 48 países europeos y por Estados Unidos, echa en falta “criterios objetivos y requerimientos de evaluación” para los nombramientos en el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) —órgano de gobierno de los jueces— y de los presidentes de tribunales (provinciales, autonómicos, Audiencia Nacional y Tribunal Supremo), aunque deja clara su confianza en la calidad del sistema judicial español.

El GRECO también pide que se regule la relación entre diputados un aspecto que España todavía no ha tocado en profundidad a pesar de que ha habido varias iniciativas –una de ellas del PP, que mientras continuaba reuniéndose con grupos de interés. “La propuesta está respaldada por un amplio consenso de los partidos en cuanto a la necesidad de regular el asunto, pero las diferentes facciones políticas difieren en cuanto a la amplitud y profundidad”, explica Europa. Esta ve positivamente que se haya creado un registro público “de carácter obligatorio” en el que deben inscribirse los representantes de los grupos de interés, pero le parece insuficiente.

En relación al criterio de selección de los altos cargos, como los jueces del Tribunal Supremo o de la Audiencia Nacional, Europa ha señalado “la falta de un desarrollo legislativo para establecer criterios objetivos y requisitos de evaluación” a fin de garantizar que “estos nombramientos no arrojan dudas sobre la independencia, imparcialidad y transparencia del proceso”. Este aspecto también se está abordando en la actualidad en el Parlamento, pero el GRECO cree que se necesita “una acción más decidida”.
Europa también pide un código de conducta para los jueces, que regule aspectos como los conflictos de intereses, si bien es cierto que España aprobó en 2016 dicho código y que está prevista la creación de una Comisión de Ética Judicial. Aun así, el GRECO dice que la medida está “parcialmente adoptada”. Peor han actuado las autoridades españolas en relación a la extensión del período de prescripción para los procedimientos disciplinarios: para el GRECO, los seis meses de prescripción “se han quedado cortos en la práctica”.

El Consejo de Europa es una organización internacional formada por 47 Estados, cuyo principal objetivo es la defensa de la democracia, el Estado de derecho y los Derechos Humanos. El Grupo de Estados Contra la Corrupción se encarga de asegurar que los países miembros cumplan con los estándares europeos en dicha materia y de ayudarlos a mejorar sus capacidades en este ámbito.

Ver Más…
España desoye las advertencias anticorrupción del Consejo de Europa:
https://politica.elpais.com/politica/2018/01/03/actualidad/1514968246_979335.html

El Consejo de Europa cuestiona los esfuerzos de España en su lucha contra la corrupción:
http://www.elmundo.es/espana/2018/01/03/5a4bdd7e468aeb29298b463f.html