Cambio climático y envejecimiento, entre los retos que marcan el cambio radical de la Administración

Se presenta el informe La Administración invisible

En 2033, la temperatura subirá entre 2 y 2’5 grados, las precipitaciones en la mitad sur del país bajarán un 20 por ciento, afectando con restricciones de agua al 60 por ciento de la población. Ese es uno de los escenarios  que se dibuja en el Informe  La Administración invisible, como resultado del cambio climático.  Las otras cuatro tendencias que determinarán el “cambio radical” de las administraciones públicas son el giro de nuestra demografía hacia el envejecimiento, una mayor competencia por atraer inversiones y talento, la omnipresencia tecnológica y  la aparición de grandes ciudades.

La Administración Pública deberá actuar con absoluta transparencia, coordinación, eficacia y participación en 2033, tras realizar una gran transformación en la tipología de los servicios, la relación con los ciudadanos y la gestión económica”, ha explicado hoy Maryam Luzárraga, socia de PwC,  en la presentación de estudio elaborado por  el Centro de Innovación del Sector Público de PwC  y el Instituto de Empresa Business School, dentro del  programa “España 2033”.

Consenso, voluntad política y colaboración activa por parte de los profesionales son las recomendaciones del Informe para abordar el futuro contrato con los ciudadanos, el nuevo modelo de transparencia y gobernanza, la ejecución de la agenda digital y el impulso del desarrollo económico. Tareas inaplazables “si queremos cambiar la manera de hacer las cosas” y pasar de una administración burocrática a otra “ágil y sensible”, que además pueda luchar contra el fraude y la corrupción.

“Muchas administraciones se están adelantando al impacto del envejecimiento de la población española”, destacó Luzárraga, tras decir que dentro de dos décadas, “el grueso de la población española tendrá entre 55 y 59 años”. Un hecho que nos hará “repensar muchas cosas, entre otras,  la sanidad o cómo financiar las pensiones”.

Para dar una idea del impacto social de la revolución tecnológica, Luzárraga dijo que el número de dispositivos conectados por persona pasará  de tres a doce. Lejos de ser reactiva, el nuevo papel de la Administración será proactivo teniendo muy en cuenta las necesidades y la valoración de los ciudadanos.

En la presentación del Informa La Administración invisible han participado Manuel Arenilla, director del  Instituto Nacional de Administración Pública (INAP; Domingo Molina, director de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de la Administración General del Estado; Rosario Rey, directora general de Economía y Política Financiera de la Comunidad de Madrid y Antonio Rodríguez, alcalde de Mérida. La clausura del acto corrió a cargo de Federico Ramos de Armas, Subsecretario de la Presidencia (Ministerio de Presidencia).

Descargar el informe completo