A la escuela le falta emoción y le sobran clases magistrales

La neurodidáctica propone un cambio en la metodología de enseñanza para sustituir las clases magistrales por soportes visuales como mapas conceptuales o vídeos con diferentes apoyos informativos como gráficos interactivos que requieran la participación del alumno. “El cerebro es un órgano social que aprende haciendo cosas con otras personas”, dicen los especialistas que apuestan por el trabajo colaborativo.

José Ramón Gamo, director del Máster en Neurociencia de la Universidad Rey Juan Carlos, explica en El País que en la mayoría de los casos estudiados en personas con dislexia se observa que los problemas de aprendizaje estaban relacionados con la metodología escolar. ‘El cerebro necesita emocionarse para aprender’, explica el neuropsicólogo infantil.

El equipo de Gamo identificó que el 50% del tiempo de las clases de primaria en España se basan en transmitir información verbal, algo que en secundaria sube al 60% del tiempo y en bachillerato casi al 80%. “Indagamos sobre lo que estaba sucediendo en las aulas y queríamos saber qué decía la ciencia al respecto, si ese método estaba justificado’.

Basándose en diferentes investigaciones científicas, llegó a la conclusión de que el cerebro tiende a procesar los datos desde el hemisferio derecho -más relacionado con la intuición, la creatividad y las imágenes- para adquirir información nueva. “En esos casos el procesamiento lingüístico no es el protagonista, lo que quiere decir que la charla no funciona. Los gestos faciales, corporales y el contexto desempeñan un papel muy importante. Otra muestra de la ineficacia de la clase magistral”, en opinión de Gamo.

Ver Más…

http://economia.elpais.com/economia/2016/07/17/actualidad/1468776267_359871.html